jueves, 15 de noviembre de 2007

Ilusiones y realidades

Hoy no comentaré el libro de Kasparov sino un tema paralelo, o quizá podría escribir: convergente.

¿Por qué un aficionado compra libros? La respuesta más evidente es que los compra porque quiere aprender más sobre el juego. Y si hurgamos en esta voluntad de aprender lo que suele aparecer es el deseo de conocer nuevas variantes y también la posibilidad de evitar esos errores que cometemos sin darnos cuenta que son errores.

Pero un análisis, digamos “fenomenológico”, de este hecho (el de comprar un libro técnico) nos muestra que sólo compramos una “promesa” de conocimiento. Esta promesa se hará efectiva cuando realmente pase el contenido del libro, total o parcialmente, a nuestra cabeza. Y ese proceso requiere mucho más trabajo que el acto de comprar y pagar el libro.

Es este proceso el que, quizá por razones profesionales, me interesa mucho. ¿Cómo hacer para que el tránsito de conocimiento entre el libro y nuestro cerebro sea una autopista sin cortes ni taponamientos?

Y por lo tanto mientras leo, me pregunto simultáneamente, que debo hacer para que eso que leo no entre por los ojos y salga por las orejas.

Una de las cosas que considero esencial es la necesidad de leer los libros con un tablero delante; mejor si este tablero no es virtual, pero aquí es materia de gustos y mentalidades. Además depende de cuestiones prácticas como si tenemos ya un buen programa de base de datos (el Chess Base o el Chess Assistant por ejemplo) y entonces nos resulta práctico leer y simultáneamente jugar la partida haciendo comentarios en nuestra base.

Otra cosa que me parece importante es hacer esquemas que organicen el conocimiento como si lo viéramos dispuesto en una gran parada militar desde el palco presidencial. En este sentido yo utilizo un buen programa informático que me permite disponer los temas de manera que pueda observarlos de un vistazo (la imagen muestra un ejemplo de ello).

Por último me parece también práctico intentar llevar un “diario” personal dedicado al ajedrez. En él podemos anotar diversas cosas, tales como las partidas que jugamos (sin mayores detalles), los planes que pensamos practicar y las dificultades que encontramos al aplicarlos, los libros que hemos comprado y en que medida los trabajamos o duermen en nuestra biblioteca, los proyectos que tenemos (por ej. Estudiar a fondo una variante de una apertura) etc. etc. Todo lo que, en resumen, vivimos y pensamos alrededor del ajedrez. Este diario al principio sólo nos servirá para aclararnos a nosotros mismos por donde andamos; pero con el tiempo permitirá repasarlo y al hacerlo recordar cosas olvidadas, proyectos incumplidos e incluso recomendaciones útiles que nos hicimos en algún momento de iluminación fugaz.

Yo trato siempre de recordar, al comprar un libro o una revista especializada, que sólo estoy comprando “promesas” pero no realidades. Éstas se harán efectivas si estoy dispuesto a trabajar con el nuevo material. Si no es así … sólo pierdo dinero y me engaño a mi mismo creyendo que estoy mejorando por el simple hecho de llenar mi biblioteca con más información.

6 comentarios:

talentoajedrez_antofa dijo...

Tiene mucho de cierto tu nota.
Hay gente que tiene la mejor biblioteca del mundo de ajedrez en su casa, ''pero en su casa'' no en su cabeza, y en realidad es dificil eso, pero se logra a largo plazo, a medida q vas comprendiendo el juego. el ajedrez es un deporte muy dificil, no solo necesitas talento (que es lo principal) si no que tambien memoria, concentracion, creatividad. etc.
Es un deporte muy apasionado que vale la pena cultivar, me parece muy practica tu nota, muy buen log, te agregaremos a nuetros links :)

Mary.

Opinatio.com dijo...

Muchas gracias por tu comentario. Ojalá hubiera más; sin desdeñar a los críticos que, como escribe Kasparov, también nos enseñan.

Xavi Avila dijo...

En efecto , personalmente me pasa lo comentado en "Ilusiones y realidades". Tengo una gran Biblioteca y no tantos conocimientos. Me siento muy identificado con esta nota. Pero el ser humano siempre desea mejorar, de esta forma ... Voy a iniciar este diario de Ajedrez... haber hasta donde quedan mis "Buenos Propósitos". Muchas Gracias por tu "Gran" Blog.
Xavi.

Opinatio.com dijo...

Llevar un diario... con nuestras partidas y lo que sentimos al jugar... resulta muy útil ¡Hay que probarlo!
Brigantinus.

J. G. Maneiro dijo...

Hola.

Me llamo Javier. Soy un aficionado al ajedrez, y me parecen muy acertadas las reflexiones que haces en esta entrada para interiorizar lo que aprendemos. Voy a pasear un rato por el resto del blog.

Te añado a mi lista de enlaces de blogs.

Un saludo, Tablajedrez.

Opinatio.com dijo...

Actualmente estoy releyendo con grandísimo placer (mezclado con asombro) "Los siete pecados capitales del ajedrez" del G.M. escocés Jonathan Rowson.
Me doy cuenta que en las dos primeras lecturas se me habían escapado varias cosas importantes (de ahí el "asombro").
Equiferus