domingo, 10 de junio de 2007

Sacrificio posicional I

En la posición que se muestra en el tablero (S.Reshevsky-T.Petrosian. Zurich 1953, 2ª ronda, Torneo de Candidatos), Petrosian realiza el movimiento 25...Te6 !! (calificado como !! por Kasparov).
Un movimiento sorprendente ya que Petrosian ofrece cambiar calidad por Alfil, en una posición que no se hacía necesario tal sacrificio. Transcribo lo que cuenta Kasparov (en su libro "Mis geniales predecesores, III, pág.18) ""Este sacrifico puramente posicional (una jugada tranquila, sin jaques ni amenazas evidentes) me produjo una impresión indeleble" (Tal). La jugada es, ciertamente increíble: la torre se sitúa, sencillamente, a tiro de alfil ¿Para qué, a fin de cuentas? Para bloquear el avance del peón e y también para abrirle paso al caballo hacia d5."
Petrosian era un artista en el "sacrificio posicional de calidad", según cuenta Gary Kasparov, y el jugador de negras debería tomar muy en cuenta las partidas de Tigran Vartanovich Petrosian (1929-1984) ya que le ofrecen nuevas perspectivas para equilibrar el juego y colocarse en situaciones inesperadas. Veamos lo que reflexiona Kasparov, a continuación: "Sin embargo, consideremos la posición y preguntémonos: ¿por qué debería ser, aquí, una torre más fuerte que una pieza menor? Después de todo, una torre requiere líneas abiertas, necesita algo que atacar, mientras que las piezas menores requieren puntos fuertes y soporte de peones. En el caso que nos ocupa, existe una carencia de líneas abiertas, y ya no será posible impedir que el caballo llegue a d5, donde se convertirá en un bastión. Por otro lado, desde d5 el caballo atacará el peón de c3, y si el alfil blanco no consigue situarse en d2, seguirá "vegetando" en b2. Ahora podemos ver que resultará prácticamente imposible romper las defensas negras en casillas blancas: las blancas no disponen, sencillamente, de los recursos suficientes para hacerlo.
Una vez efectuada esta jugada en el tablero podemos entender perfectamente las razones que han inducido a las negras a realizar el sacrificio de calidad, y podemos captar el sentido estratégico de lo que está ocurriendo. No obstante, creo que incluso hoy no todo el mundo se hubiera decidido por tal sacrificio. Con todo, conocidala inapreciable experiencia de Petrosian y de otros sobresalientes grandes maestros posteriores, y tendiendo presentes muchas ideas y partidas relacionadas, es bastante más fácil descubrir jugadas similares. ¡Aún así, cuando se producen, no dejan de sorprendernos!"

El jugador de negras debe indagar, en las partidas de los Grandes Maestros en busca de conceptos estratégicos que pueden ser reutilizados. Están ahí, esperando que reparemos en ellos para convertirlos en planes activos en nuestras partidas.